Blog - Raw Lifestyle

Mitos Lácteos: Mejora tu salud re-pensando la leche

Mamá vaca produce leche para su recién nacido, no los humanos
Ahora sabemos que la intolerancia a la lactosa es la reacción natural del cuerpo a todos los productos lácteos después de los dos años de edad. No estamos destinados a digerir la leche de vaca porque no somos vacas bebé y no la necesitamos nutricionalmente. ¡Es por eso que tres cuartas partes de la población mundial es intolerante a la lactosa!
La díficil verdad
¿Comes lácteos para evitar huesos frágiles y mantenerte fuerte? La leche es ALTAMENTE inflamatoria y puede causar articulaciones degenerativas y osteoporosis, NO prevenirla, como dicen muchos medios pagados y campañas publicitarias. Los lácteos se vuelven altamente ácidos en la sangre, por lo que nuestros cuerpos extraen el calcio, un neutralizador de pH, de nuestros huesos y lo depositan en nuestro torrente sanguíneo para equilibrar nuestro pH ácido.
Causa aumento de peso
Los lácteos contienen los niveles más altos de grasa mala y está cargada de carbohidratos que se convierten en azúcar. También puede provocar enfermedades cardíacas, diabetes, artritis, eccemas, sinusitis, síndrome del intestino irritable, cáncer de mama, cáncer de próstata y muchas otras dolencias.
Los lácteos crean alergias
Los lacteos son la alergía alimentaria más diagnosticada en nuestros niños de acuerdo con decenas de estudios, entonces, ¿por qué el gobierno insiste en impulsar su excedente de leche a nuestros hijos?
Es malo para tu piel
Se ha demostrado que la leche exacerba el acné, y muchos expertos recomiendan eliminar los lácteos como un medio para lograr una piel más clara.
Está lleno de pesticidas, antibióticos y otros productos químicos
Los lácteos pueden tener hasta 420 sustancias químicas al acecho de tu organismo, incluidos 35 tipos de hormonas y medicamentos como la amoxicilina, la penicilina y la tetraciclina. ¡Piensa en el queso, que es 11 veces más concentrado que la leche!
 
Los peligros de IGF-1, la hormona de crecimiento natural de la vaca de mamá
En su naturaleza, la leche contiene IGF-1, una hormona muy agresiva que pasa de la madre al bebé en crecimiento. Esta hormona es perfecta para la vaca bebé, pero confunde nuestro sistema inmunológico y nuestras células. Por lo tanto, lamentablemente, IGF-1 está directamente asociado con el aumento del cáncer y muchas otras enfermedades.
Tiene pus
Si, leyeron bien. Legalmente, la industria láctea permite pus en la leche, y el USDA está de acuerdo. Hay aproximadamente 135 millones de células de pus en cada vaso de leche de ocho onzas. Acerca de una gota. Sí, ese es el mismo pus que rezuma de las espinillas. ¡WOW! Y el pus no se puede hervir o separar de la leche.
La industria láctea no es buena con los animales
La mayoría las vacas lecheras viven en jaulas inmundas sin espacio para dar la vuelta y están conectadas a los tubos de succión hasta que no puedan producir la cantidad estándar de la industria. Si no mueren de agotamiento, se convierten en carne de hamburguesa. La mastitis es una infección dolorosa común que la mayoría de las vacas padece al ser enganchadas para que les chupen la leche por la mañana, al mediodía y por la noche. Lloran por sus bebés que son tomados y que a menudo se convierten en ternera.
 
Nota del Editor:
¡Hay tantas alternativas increíbles de leche! Mientras que la almendra y la soja son las más comunes, ¡la leche de avena y de arroz también es fantásticas! También amamos la leche de cáñamo de chocolate. Comprá tu leche de almendra casera, sin aditivos y preservantes en RAW o haciendo click
Articulo original: 
Cutting Out Dairy Helps Reduce Acne, Inflammation, Diabetes and Bone Degeneration
By Shushana Castle 
Coauthor of Rethink Food and The Meaty Truth
~

Dejar un comentario

← Older Post | Newer Post →